¿Cómo tratar la hiperplasia prostática?

El aparato reproductor masculino es una de los miembros del cuerpo más importante para el hombre. Pero este se infecta demasiado obteniendo enfermedades como la hiperplasia prostática, y además estas enfermedades no se curan tan fácil, es un procedimiento complejo.

Y por este motivo, a continuación, te mostramos como tratar el agrandamiento de la próstata, para que puedas tener tu aparato reproductor bien.

Tratamiento para la hiperplasia prostática

Para poder tratar todo esto, el urólogo generalmente indica el uso de medicamentos para relajar los músculos de la próstata, ayudando así a aliviar los síntomas, por ejemplo, dificultad para orinar.

No obstante, en casos más graves, en los que no es posible controlar el incidente con la medicación o existe el riesgo de que el aumento de la próstata esté pasando por el cáncer, puede ser necesario hacer una cirugía para quitar la próstata y curar el problema.

Principales medicamentos

Remedios para sosegar los músculos de la próstata como alfa bloqueadores donde se incluyen Tamsulosina, Alfuzosina, Doxazosina y Silodosina.

Preparados para comprimir las hormonas masculinas y reducir el tamaño de la próstata como Finasterida y Dutasterida.

Antibióticos para bajar la inflamación de la próstata, en caso exista como Ciprofloxacina.

¿Cómo realizar un tratamiento natural?

Planta Saw Palmetto: Está planta, tiene excelentes propiedades antiinflamatorias y diuréticas que ayudan a desinflamar la próstata y facilitan el paso de la orina. Algunas marcas que posee este compuesto pueden ser el prostasan, prosgutt y urogutt.

Para conseguir todo el efecto es sugerirle tomar 1 cápsula de Saw Palmetto en el desayuno y en la cena. Otra elección es tomar 1 cucharada en polvo de Saw Palmetto mezclando en un vaso de agua, dos veces por día.

Consejos para aliviar el malestar

Orinar siempre que tengas ganas, eludiendo aguantar la orina, eludir beber bastante líquido de una sola vez, en la tarde, antes de acostarte. Hacer mucha actividad física y fisioterapia para fortalecer los músculos pélvicos.

Orinar de 2 en dos horas, así no tengas ganas de orinar, evitar comidas condimentadas y bebidas diuréticas como café y bebidas alcohólicas, naranja, limón, lima, piña, aceitunas, chocolate o frutos secos.

No dejar la orina goteando al final de la micción, apretando la uretra, para eludir infecciones, evitar medicamentos que provoquen retención urinaria como los descongestivos nasales.

Para finalizar, con estos consejos y todos los tratamientos que te mostramos para la hiperplasia prostática, podrás tener en buen estado tu aparato reproductor. Si te ha sido de utilidad, dínoslo en los comentarios. Recuerda prevenirte de la Hiperplasia prostática benigna.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies